Spanish Español

Menorca Net 1995-2017

Un aparcamiento completamente vacío y otro prácticamente lleno. Son las dos realidades que separan los pocos kilómetros de las playas vírgenes de Macarella y Cala en Turqueta, en el primer día de la puesta en marcha del bus lanzadera y la prohibición de ir en coche hasta Macarella, para evitar los constantes atascos registrados los veranos anteriores.

La novedad del servicio y el hecho de que la información (de que el aparcamiento está cerrado) todavía no haya llegado a lo...


Noticia Completa Fuente: Diario Menorca