Menorca.net

Cales Coves

Cales Coves se puede considerar virgen, según se mire, si bien hay una casita “Solita” y alguna que otra construcción un poco más arriba además de una caseta para barcas de pesca junto a una de las playas que no es gran cosa ya que es de piedra, y a un par de Km. hay una urbanización, que se ha ido acercando cada vez más.

Como la gran mayoría de las calas es el final de un barranco que conduce hasta la propia cala, vale la pena acercarse a este lugar para ver la ladera de los acantilados llena de cuevas y saber que antaño fue una necrópolis prehistórica, además el paisaje es bello y bien vale un paseo por los alrededores, la bahía da entrada a dos pequeñas calas en horquilla y en cada una finaliza un barranco y las playas son de piedra.

Es uno de los sitios más controvertidos de la isla, las playitas no tienen gran valor comercial ya que no son de arena, pero su mayor valor, las cuevas prehistóricas, han sido el gran atractivo y el motivo de la discordia.

Ocupación Hippie

La ocupación de las cuevas por grupos de jóvenes procedentes de distintos puntos de España y de Europa a partir de los años sesenta, levantó ampollas en algunos sectores de la sociedad menorquina, con el argumento de que eran necrópolis prehistóricas y por tanto de gran valor cultural y científico o porque algunos de los que vivían, lo hacían de forma un tanto salvaje y ensuciaban y no permitían la visita a un patrimonio histórico público que estaba siendo degradado hacía mucho tiempo con esta “ocupación“, la polémica fue aumentando y fue haciendo más famosa a la cala con el paso de los años, hasta que hace poco se desalojaron definitivamente los últimos ocupantes, se pusieron puertas metálicas y vigilancia y sólo se puede acceder mediante visitas guiadas por el Consell Insular de Menorca.

Seguramente uno de los grandes motivos, es que era un santuario del nudismo en Menorca y que fuera muy conocido en la isla, pero que cada vez, lo fuera en otras latitudes y que esto atrajera cada vez a más jóvenes al paraíso de los Nuevos Hippies, y con ellos a los espectadores, tanto, que la bahía se colmaba con el diario peregrinar de embarcaciones o yates de todos los tamaños, en su mayoría de extranjeros, que venían a sumarse al espectáculo e incluso nudismo, esto confirmaba la fama de la cala, debió aumentar la preocupación de una parte de la sociedad que entendía que sólo hay una forma de vivir y curiosamente coincide plenamente con la suya, además sería difícil obtener renta de estas actividades, todo esto les animó a tomar la decisión de cerrarlas, pero, los yates y el nudismo, persisten, eso si algo mermado, al no existir el tipismo que le conferían los modernos trogloditas hasta hace unos años.

Arqueologia Calas Covas

Siguiendo por la carretera de Torralba hacia el sur, nos encontramos con la carretera de Cala en Porter que debemos coger hacia Sant Climent para girar después en la primera desviación a laderecha. En los acantilados que conforman las dos calas se abren unas noventa cuevas picadas artificialmente en la roca. Es la necrópolis talayótica más importante de Menorca.

Las primeras cuevas empezaron a picarse en la edad del bronce y en su interior se llevaba a cabo el rito de inhumación, mientras que las grandes y accesibles son ya de la edad del hierro y combinaban los ritos de enterramiento con cal y las cremaciones. Prácticamente todas las cuevas han sido excavadas y el material se encuentra depositado en el Museo de Menorca.  En época romana ya no se utilizó como necrópolis, pero aún era visitada en las calendas de mayo, tal como lo testifican las lápidas grabadas en una de las cuevas, la des Jurat. Cales Coves también era importante por ser fondeadero de barcos, por lo que su fondo marino estaba lleno de restos arqueológicos, que han sido también extraídos y llevados al Museo.

Excursiones

La excursión más interesante es sin duda una visita al poblado prehistórico de Torralba d’En Salort, con su gran Taula en un entorno de piedras trabajadas y un bien conservado Talaiot que configuran uno de los poblados talayóticos mejor conservados de la isla.